Turismo rural

El ámbito rural, marcado por sus orígenes ovejeros, ha delineado un espacio de asentamiento humano en los cascos de estancias, puestos y secciones que conforman un patrimonio arquitectónico de alambrados, tranqueras, galpones de esquila y casas típicas fueguinas. Los rebaños, dispersos por la inmensidad de la estepa, hoy también se ven acompañados del ganado vacuno que ha ido ganando su espacio, ante el declive del precio de la lana a nivel mundial.

Cuándo
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Diciembre
Noviembre
Octubre

Un recorrido por las rutas complementarias que rodean a la ciudad de Río Grande, nos muestra este invalorable patrimonio, invitando al espectador a descubrir el pasado rural, e imaginar la vida de los pioneros que sentaron las bases del poblamiento europeo en la zona.

Las grandes estancias se encuentran ubicadas en el extremo norte de la Isla, algunas de las cuales se pueden visitar por cuenta propia, como la Estancia María Behety, que si bien no ofrece servicios turísticos, permite que los visitantes fotografíen el casco, y si es temporada de esquila puedan deleitarse observando esta actividad, ni más ni menos, que en el galpón de esquila más grande del mundo.

Además otros establecimientos como Estancia Sara Braun, en determinadas épocas del año, se recorren por medio de tours guiados que ofrece la Dirección Municipal de Turismo.

Las llamadas “estancias chicas” se concentran en el área denominda Ecotono, que representa la región fitogeográfica de transición entre la estepa y el bosque y cordillera. En este marco, la Estancia Las Hijas, recibe a los visitantes con la calidez de una familia pionera con raíces anglosajonas, permitiendo realizar recorridos por el casco, observar las actividades rurales, y por supuesto degustar el típico cordero fueguino a la estaca.

Por otra parte, eventos tradicionales del campo fueguino, como es la Fiesta del Ovejero, que se realiza en el mes de marzo, rescata a través de un concurso, la tradición del trabajo de los perros ovejeros en el manejo increíble de numerosos rebaños. 

Es de destacar, la destreza de estos inteligentes animales que responden a la perfección, con un silbido o una frase corta de su amo, entendiendo la orden y cumpliéndola al pie de la letra. Si estás en esta época, en la zona, no te podés perder la oportunidad de verlos en acción e interactuar con peones ovejeros de cepa, que no habría otra oportunidad de conocerlos si no es en éste ámbito, ya que muchos de ellos se encuentran en puestos de estancias alejados de la mundana ciudad.

Turismo rural

El ámbito rural, marcado por sus orígenes ovejeros, ha delineado un espacio de asentamiento humano en los cascos de estancias, puestos y secciones que conforman un patrimonio arquitectónico de alambrados, tranqueras, galpones de esquila y casas típicas fueguinas. Los rebaños, dispersos por la inmensidad de la estepa, hoy también se ven acompañados del ganado vacuno que ha ido ganando su espacio, ante el declive del precio de la lana a nivel mundial.

Cuándo

Enero
Febrero
Marzo
Abril
Diciembre
Noviembre
Octubre

Un recorrido por las rutas complementarias que rodean a la ciudad de Río Grande, nos muestra este invalorable patrimonio, invitando al espectador a descubrir el pasado rural, e imaginar la vida de los pioneros que sentaron las bases del poblamiento europeo en la zona.

Las grandes estancias se encuentran ubicadas en el extremo norte de la Isla, algunas de las cuales se pueden visitar por cuenta propia, como la Estancia María Behety, que si bien no ofrece servicios turísticos, permite que los visitantes fotografíen el casco, y si es temporada de esquila puedan deleitarse observando esta actividad, ni más ni menos, que en el galpón de esquila más grande del mundo.

Además otros establecimientos como Estancia Sara Braun, en determinadas épocas del año, se recorren por medio de tours guiados que ofrece la Dirección Municipal de Turismo.

Las llamadas “estancias chicas” se concentran en el área denominda Ecotono, que representa la región fitogeográfica de transición entre la estepa y el bosque y cordillera. En este marco, la Estancia Las Hijas, recibe a los visitantes con la calidez de una familia pionera con raíces anglosajonas, permitiendo realizar recorridos por el casco, observar las actividades rurales, y por supuesto degustar el típico cordero fueguino a la estaca.

Por otra parte, eventos tradicionales del campo fueguino, como es la Fiesta del Ovejero, que se realiza en el mes de marzo, rescata a través de un concurso, la tradición del trabajo de los perros ovejeros en el manejo increíble de numerosos rebaños. 

Es de destacar, la destreza de estos inteligentes animales que responden a la perfección, con un silbido o una frase corta de su amo, entendiendo la orden y cumpliéndola al pie de la letra. Si estás en esta época, en la zona, no te podés perder la oportunidad de verlos en acción e interactuar con peones ovejeros de cepa, que no habría otra oportunidad de conocerlos si no es en éste ámbito, ya que muchos de ellos se encuentran en puestos de estancias alejados de la mundana ciudad.