Cuando la Antártida era subtropical

La historia geológica de la Antártida es la más dinámica. Ha experimentado cambios de clima, flora y fauna con más frecuencia que cualquier otro continente.

La capa formada en la superficie de la Antártida contiene el 90% del hielo de la Tierra y refleja al espacio del 50% a 90% de las radiaciones solares que recibe, determinando el clima global, la circulación oceánica y la atmosférica. Es decir, regula el clima global e influye sobre todos los ecosistemas marinos y terrestres del planeta.

No siempre fue así.

La historia geológica de la Antártida es la más dinámica. Ha experimentado cambios de clima, flora y fauna con más frecuencia que cualquier otro continente.

El planeta Tierra tiene 4550 millones de años.

Hace aproximadamente 250 millones de años, todas las masas de tierra emergente se encontraban unidas en un supercontinente llamado Pangea. En la era Mesozoica comenzó a separarse en dos masas terrestres: Laurasia al norte, lo que actualmente corresponde a América del Norte, Europa y Asia. Gondwana al sur, hoy representada por África, América del Sur, Australia, Nueva Zelanda, India y la Antártida.

La posición de la Antártida en el supercontinente es clave para comprender eventos de la fragmentación de Gondwana, como la formación de cordilleras, del océano Atlántico y de los mares antárticos.

Durante el Cretácico (hace 138 millones de años) la Antártida estaba ubicada en latitudes subtropicales, unida a América del Sur y a Australia, con un clima cálido que permitió el desarrollo de bosques densos. Los restos fósiles hallados en la Antártida son de especies animales y vegetales de clima cálido. Dinosaurios y reptiles marinos fueron hallados en el noroeste de la península Antártica.

Los restos fósiles encontrados en la Antártida demuestran no sólo la conexión de América del Sur sino que también Sudamérica fue la última masa continental en separarse del continente blanco.

Durante la era Mesozoica nace la Península Antártica, bajo la forma de arco volcánico y se transforma en un puente que conecta a Sudamérica. 40 millones de años atrás, el continente sudamericano, al deplazarse hacia el norte, se fragmentó dando lugar a la nueva placa de Mar de Scotia.

A su vez, el lento movimiento de la placa Antártica en dirección opuesta, condujo a que el polo Sur quedase dentro del continente Antártico.

Hace unos 40 millones de años el continente seguía sin tener glaciares. El primer casquete de hielo data de hace unos 34 millones de años.

Hace 17 millones de años América del Sur se separó definitivamente de la Antártida, dando lugar a la formación del pasaje de Drake, y con ello se dio inicio a la Corriente Circumpolar, que impidió a las aguas cálidas llegar a las costa antárticas, factor determinante para el enfriamiento de la Antártida, que así se convirtió en el continente más aislado.

La precipitación nival y la formación de hielo sobre el continente se incrementó. Una extensa superficie de color blanco aumentó la capacidad de reflejar los rayos solares hacia el espacio exterior, lo cual enfrió la temperatura en el planeta; el mar comenzó a ser un ambiente menos adverso que el terrestre. Las plantas y animales que no pudieron adaptarse a estas condiciones, se extinguieron.

En la actualidad la Antártida es el continente más frío de la tierra, las temperaturas en las costas oscilan entre los -15º C a -35º C y hacia el interior del continente pueden llegar a los -70º C.

Vientos de más de 200 km/hora azotan las costas. Los temporales, sin truenos ni relámpagos pueden arrastrar la nieve endurecida.

Cuando la Antártida era subtropical

La historia geológica de la Antártida es la más dinámica. Ha experimentado cambios de clima, flora y fauna con más frecuencia que cualquier otro continente.

La capa formada en la superficie de la Antártida contiene el 90% del hielo de la Tierra y refleja al espacio del 50% a 90% de las radiaciones solares que recibe, determinando el clima global, la circulación oceánica y la atmosférica. Es decir, regula el clima global e influye sobre todos los ecosistemas marinos y terrestres del planeta.

No siempre fue así.

La historia geológica de la Antártida es la más dinámica. Ha experimentado cambios de clima, flora y fauna con más frecuencia que cualquier otro continente.

El planeta Tierra tiene 4550 millones de años.

Hace aproximadamente 250 millones de años, todas las masas de tierra emergente se encontraban unidas en un supercontinente llamado Pangea. En la era Mesozoica comenzó a separarse en dos masas terrestres: Laurasia al norte, lo que actualmente corresponde a América del Norte, Europa y Asia. Gondwana al sur, hoy representada por África, América del Sur, Australia, Nueva Zelanda, India y la Antártida.

La posición de la Antártida en el supercontinente es clave para comprender eventos de la fragmentación de Gondwana, como la formación de cordilleras, del océano Atlántico y de los mares antárticos.

Durante el Cretácico (hace 138 millones de años) la Antártida estaba ubicada en latitudes subtropicales, unida a América del Sur y a Australia, con un clima cálido que permitió el desarrollo de bosques densos. Los restos fósiles hallados en la Antártida son de especies animales y vegetales de clima cálido. Dinosaurios y reptiles marinos fueron hallados en el noroeste de la península Antártica.

Los restos fósiles encontrados en la Antártida demuestran no sólo la conexión de América del Sur sino que también Sudamérica fue la última masa continental en separarse del continente blanco.

Durante la era Mesozoica nace la Península Antártica, bajo la forma de arco volcánico y se transforma en un puente que conecta a Sudamérica. 40 millones de años atrás, el continente sudamericano, al deplazarse hacia el norte, se fragmentó dando lugar a la nueva placa de Mar de Scotia.

A su vez, el lento movimiento de la placa Antártica en dirección opuesta, condujo a que el polo Sur quedase dentro del continente Antártico.

Hace unos 40 millones de años el continente seguía sin tener glaciares. El primer casquete de hielo data de hace unos 34 millones de años.

Hace 17 millones de años América del Sur se separó definitivamente de la Antártida, dando lugar a la formación del pasaje de Drake, y con ello se dio inicio a la Corriente Circumpolar, que impidió a las aguas cálidas llegar a las costa antárticas, factor determinante para el enfriamiento de la Antártida, que así se convirtió en el continente más aislado.

La precipitación nival y la formación de hielo sobre el continente se incrementó. Una extensa superficie de color blanco aumentó la capacidad de reflejar los rayos solares hacia el espacio exterior, lo cual enfrió la temperatura en el planeta; el mar comenzó a ser un ambiente menos adverso que el terrestre. Las plantas y animales que no pudieron adaptarse a estas condiciones, se extinguieron.

En la actualidad la Antártida es el continente más frío de la tierra, las temperaturas en las costas oscilan entre los -15º C a -35º C y hacia el interior del continente pueden llegar a los -70º C.

Vientos de más de 200 km/hora azotan las costas. Los temporales, sin truenos ni relámpagos pueden arrastrar la nieve endurecida.