Hernán Pujato y su visión antártica

“En mayo de 1982, cuando la flota británica se hallaba próxima a las Malvinas, un viejo general retirado de 79 años se presentó al comando del ejército con un dramático pedido: se ofrecía como voluntario para estrellar un vetusto avión repleto de explosivos contra algún buque enemigo. Su nombre era Hernán Pujato.” Fuente: http://www.lagazeta.com.ar

Reconocido por su emblemático interés tanto en cuestiones antárticas en general como por su peculiar participación en exploraciones en el continente extremo, Hernán Pujato es considerado uno de los grandes pilares de la historia antártica argentina. Uno de sus objetivos fue la creación del Instituto Antártico Argentino, del cual sería su director tiempo después. Desde 1951, año de su creación, es el organismo oficial a escala nacional, que centraliza toda la actividad que Argentina lleva a cabo en el territorio antártico. A más de medio siglo de aquel momento, aún se mantiene presente en la memoria antártica argentina su participación como jefe de la Primera Expedición científica Argentina a la Antártida, ocurrida entre los años 1950/51.

Durante la citada campaña antártica argentina se utilizaron los buques de la Armada Nacional: Buen Suceso, Punta Loyola, Chiriguano, Sanaviron (brindó apoyo meteorológico en el cruce del Pasaje Drake, y en la zona de operaciones). La expedición estuvo integrada además por el Capitán Jorge Julio Mottet, Teniente Luis Roberto Fontana, Suboficial ayudante Haroldo Riella, Cabo Mayor Lucas Serrano, Cabo Mayor Cenan González Supery, Dr. Ernesto Gómez, Selor Ángel Abregü Delgado, y Señor Antonio Moro. La Expedición partió desde el puerto de Buenos Aires, el 12 de febrero de 1951, rumbo a la Antártida a bordo del transportador Santa Micaela. Después de casi un mes, los exploradores arriban el 8 de marzo al continente antártico, más precisamente en el islote Barry, situado en Bahía Margarita, lugar donde deciden establecer la Estación Antártica Argentina más austral y a tan solo 187 km. al sur del Círculo Polar Antártico.

El objetivo que tenía previsto realizarse sobre aquellas extremas latitudes, era no sólo el de afianzar la soberanía sobre el sector antártico argentino (no se había concebido aún el Tratado Antártico), sino además la de establecer la Primera Base Científica Experimental Argentina ubicada al sur del círculo Polar Antártico. Finalmente la estación fue inaugurada por el Coronel Pujato y los integrantes de su expedición el 21 de marzo de 1951, siendo bautizada con el nombre de “Base General San Martín”.

Hernán Pujato y su visión antártica

“En mayo de 1982, cuando la flota británica se hallaba próxima a las Malvinas, un viejo general retirado de 79 años se presentó al comando del ejército con un dramático pedido: se ofrecía como voluntario para estrellar un vetusto avión repleto de explosivos contra algún buque enemigo. Su nombre era Hernán Pujato.” Fuente: http://www.lagazeta.com.ar

Reconocido por su emblemático interés tanto en cuestiones antárticas en general como por su peculiar participación en exploraciones en el continente extremo, Hernán Pujato es considerado uno de los grandes pilares de la historia antártica argentina. Uno de sus objetivos fue la creación del Instituto Antártico Argentino, del cual sería su director tiempo después. Desde 1951, año de su creación, es el organismo oficial a escala nacional, que centraliza toda la actividad que Argentina lleva a cabo en el territorio antártico. A más de medio siglo de aquel momento, aún se mantiene presente en la memoria antártica argentina su participación como jefe de la Primera Expedición científica Argentina a la Antártida, ocurrida entre los años 1950/51.

Durante la citada campaña antártica argentina se utilizaron los buques de la Armada Nacional: Buen Suceso, Punta Loyola, Chiriguano, Sanaviron (brindó apoyo meteorológico en el cruce del Pasaje Drake, y en la zona de operaciones). La expedición estuvo integrada además por el Capitán Jorge Julio Mottet, Teniente Luis Roberto Fontana, Suboficial ayudante Haroldo Riella, Cabo Mayor Lucas Serrano, Cabo Mayor Cenan González Supery, Dr. Ernesto Gómez, Selor Ángel Abregü Delgado, y Señor Antonio Moro. La Expedición partió desde el puerto de Buenos Aires, el 12 de febrero de 1951, rumbo a la Antártida a bordo del transportador Santa Micaela. Después de casi un mes, los exploradores arriban el 8 de marzo al continente antártico, más precisamente en el islote Barry, situado en Bahía Margarita, lugar donde deciden establecer la Estación Antártica Argentina más austral y a tan solo 187 km. al sur del Círculo Polar Antártico.

El objetivo que tenía previsto realizarse sobre aquellas extremas latitudes, era no sólo el de afianzar la soberanía sobre el sector antártico argentino (no se había concebido aún el Tratado Antártico), sino además la de establecer la Primera Base Científica Experimental Argentina ubicada al sur del círculo Polar Antártico. Finalmente la estación fue inaugurada por el Coronel Pujato y los integrantes de su expedición el 21 de marzo de 1951, siendo bautizada con el nombre de “Base General San Martín”.