Invierno en el Fin del Mundo

La estación de la nieve transforma los paisajes de Tierra del Fuego en una aventura blanca. Desde junio a septiembre los valles y las montañas cobran vida con las distintas actividades para disfrutar el invierno en estos complejos.

Cuando la estación de la nieve comienza en Tierra del Fuego, el paisaje se vuelve blanco y azul. La cordillera muestra sus picos nevados sobre los bosques y el hielo entreteje un fino encaje en las ramas desnudas de las lengas.

Este es el momento ideal para disfrutar de los escenarios fueguinos esquiando, caminando con raquetas, practicando snowboard o patinando sobre hielo. Si buscás algo más relajado, podés navegar por el Canal Beagle y asombrarte con la fauna marina que desafía el frío austral en los islotes, o hacer un paseo en tren por el Valle del Río Pipo. El Parque Nacional también te espera, con un lago y una bahía donde contemplar las tardes invernales rodeado de la naturaleza en estado puro. En el Corazón de la Isla, podés visitar el imponente lago Fagnano y alojarte en una cálida cabaña en Tolhuin. Hacia el norte, la estepa y el mar Atlántico te ofrecen otros paisajes para recordar la isla en toda su diversidad.

Y en las largas noches, después de una jornada llenas de actividades, nada mejor que disfrutar la exquisita gastronomía fueguina acompañados por el calor de unos recuerdos inolvidables. 

¿Qué podés hacer en Tierra del Fuego en invierno?

Además de jugar en la nieve, hacer muñecos y deslizarte en trineos, los centros invernales ubicados en la zona del Valle de Tierra Mayor, y en la Reserva Natural del Glaciar Martial, te ofrecen una variedad de actividades, tanto para adultos como para niños. Te invitamos a conocerlas. 

Esquí alpino, esquí de fondo y snowboard

Durante la temporada es posible practicar todas las modalidades de esquí y snowboard, gracias a la calidad de la nieve y las diferentes pistas que poseen los centros invernales. Los esquiadores y snowboarders con experiencia pueden disfrutar de las pistas con mayor altura y dificultad en el centro invernal Cerro Castor, mientras que los aficionados pueden pueden tomar clases en dicho centro o en la escuela ubicada en la zona del Glaciar Martial. Los centros invernales ubicados en el Valle de Tierra Mayor son ideales para aprender y practicar esquí de fondo.

Motos de nieve

Podés pasear de día por los bosques y sendas de los valles o experimentar un recorrido nocturno que se complementa con una cena. Las motos, con capacidad para dos personas, son vehículos ideales para disfrutar de los paisajes nevados.

Paseos en trineos tirados por perros

La raza de perros Husky Siberiano, el Alaskan Husky y malamutes de Alaska son las que se utilizan para tirar de los trineos, debido a su fuerza y resistencia al frío. Los recorridos se hacen con un guía que conduce a los perros por los senderos del bosque y el valle. Esta actividad es muy relajada y la interacción con los animales es una buena opción para disfrutar en familia.

Patinaje sobre hielo

Ushuaia cuenta con una pista municipal en el centro de la ciudad y otra ubicada en la base del Cerro Castor, a 26 kilómetros. En ambos lugares se puede alquilar equipo y tomar clases con instructores.

Caminatas con raquetas

Otra opción para conocer los valles y los bosques es internarse en ellos caminando. Las raquetas están diseñadas para no hundirse en la nieve, y son muy prácticas para transitar en terrenos helados. Los circuitos varían de acuerdo al centro elegido y también existe la opción de realizar recorridos nocturnos.

Excursiones nocturnas

Estas excursiones combinan paseos en moto de nieve, y caminatas con raquetas y antorchas, con cenas en los centros invernales, en donde el cordero a la estaca y los platos sustanciosos son un imperdible de la velada. La magia de los paisajes nevados de noche es una experiencia diferente a las opciones tradicionales y garantiza un fin de jornada inolvidable.

Además de todas estas actividades, los centros invernales también cuentan con restaurantes y cafeterías donde degustar la excelente gastronomía fueguina, junto al calor de un fogón y rodeados por el bellísimo paisaje del valle nevado. Para conocer más detalles sobre cada centro invernal, ingresá aquí.

El invierno en Tierra del Fuego no es sólo una escapada a la aventura. Es emoción a primera vista.

Invierno en el Fin del Mundo

La estación de la nieve transforma los paisajes de Tierra del Fuego en una aventura blanca. Desde junio a septiembre los valles y las montañas cobran vida con las distintas actividades para disfrutar el invierno en estos complejos.

Cuando la estación de la nieve comienza en Tierra del Fuego, el paisaje se vuelve blanco y azul. La cordillera muestra sus picos nevados sobre los bosques y el hielo entreteje un fino encaje en las ramas desnudas de las lengas.

Este es el momento ideal para disfrutar de los escenarios fueguinos esquiando, caminando con raquetas, practicando snowboard o patinando sobre hielo. Si buscás algo más relajado, podés navegar por el Canal Beagle y asombrarte con la fauna marina que desafía el frío austral en los islotes, o hacer un paseo en tren por el Valle del Río Pipo. El Parque Nacional también te espera, con un lago y una bahía donde contemplar las tardes invernales rodeado de la naturaleza en estado puro. En el Corazón de la Isla, podés visitar el imponente lago Fagnano y alojarte en una cálida cabaña en Tolhuin. Hacia el norte, la estepa y el mar Atlántico te ofrecen otros paisajes para recordar la isla en toda su diversidad.

Y en las largas noches, después de una jornada llenas de actividades, nada mejor que disfrutar la exquisita gastronomía fueguina acompañados por el calor de unos recuerdos inolvidables. 

¿Qué podés hacer en Tierra del Fuego en invierno?

Además de jugar en la nieve, hacer muñecos y deslizarte en trineos, los centros invernales ubicados en la zona del Valle de Tierra Mayor, y en la Reserva Natural del Glaciar Martial, te ofrecen una variedad de actividades, tanto para adultos como para niños. Te invitamos a conocerlas. 

Esquí alpino, esquí de fondo y snowboard

Durante la temporada es posible practicar todas las modalidades de esquí y snowboard, gracias a la calidad de la nieve y las diferentes pistas que poseen los centros invernales. Los esquiadores y snowboarders con experiencia pueden disfrutar de las pistas con mayor altura y dificultad en el centro invernal Cerro Castor, mientras que los aficionados pueden pueden tomar clases en dicho centro o en la escuela ubicada en la zona del Glaciar Martial. Los centros invernales ubicados en el Valle de Tierra Mayor son ideales para aprender y practicar esquí de fondo.

Motos de nieve

Podés pasear de día por los bosques y sendas de los valles o experimentar un recorrido nocturno que se complementa con una cena. Las motos, con capacidad para dos personas, son vehículos ideales para disfrutar de los paisajes nevados.

Paseos en trineos tirados por perros

La raza de perros Husky Siberiano, el Alaskan Husky y malamutes de Alaska son las que se utilizan para tirar de los trineos, debido a su fuerza y resistencia al frío. Los recorridos se hacen con un guía que conduce a los perros por los senderos del bosque y el valle. Esta actividad es muy relajada y la interacción con los animales es una buena opción para disfrutar en familia.

Patinaje sobre hielo

Ushuaia cuenta con una pista municipal en el centro de la ciudad y otra ubicada en la base del Cerro Castor, a 26 kilómetros. En ambos lugares se puede alquilar equipo y tomar clases con instructores.

Caminatas con raquetas

Otra opción para conocer los valles y los bosques es internarse en ellos caminando. Las raquetas están diseñadas para no hundirse en la nieve, y son muy prácticas para transitar en terrenos helados. Los circuitos varían de acuerdo al centro elegido y también existe la opción de realizar recorridos nocturnos.

Excursiones nocturnas

Estas excursiones combinan paseos en moto de nieve, y caminatas con raquetas y antorchas, con cenas en los centros invernales, en donde el cordero a la estaca y los platos sustanciosos son un imperdible de la velada. La magia de los paisajes nevados de noche es una experiencia diferente a las opciones tradicionales y garantiza un fin de jornada inolvidable.

Además de todas estas actividades, los centros invernales también cuentan con restaurantes y cafeterías donde degustar la excelente gastronomía fueguina, junto al calor de un fogón y rodeados por el bellísimo paisaje del valle nevado. Para conocer más detalles sobre cada centro invernal, ingresá aquí.

El invierno en Tierra del Fuego no es sólo una escapada a la aventura. Es emoción a primera vista.