Invierno en el fin del mundo

La estación de la nieve transforma los paisajes de Tierra del Fuego en una aventura blanca.

La cordillera muestra sus picos nevados sobre los bosques y el oleaje del Canal Beagle se torna azul grisáceo. Los lagos se vuelven espejos calmos que invitan a caminar por sus orillas, y contemplar la quietud invernal de la naturaleza. 

Las lengas se quedan sin hojas y en sus ramas desnudas se entreteje el hielo como un fino encaje. El guindo o coihue sin embargo, permanece siempre verde, resaltando su color entre el pálido entorno.

Las horas de luz se acortan, pero las noches largas se convierten en momentos inolvidables junto al calor del fuego, luego de un día lleno de emocionantes actividades en los montes y valles. Calidez, diversión y lugares que se quedan en tu memoria.


Te invitamos a descubrir el invierno en el fin del mundo y convertirte en #FanDeLaNieve

 

Invierno en el fin del mundo

La estación de la nieve transforma los paisajes de Tierra del Fuego en una aventura blanca.

La cordillera muestra sus picos nevados sobre los bosques y el oleaje del Canal Beagle se torna azul grisáceo. Los lagos se vuelven espejos calmos que invitan a caminar por sus orillas, y contemplar la quietud invernal de la naturaleza. 

Las lengas se quedan sin hojas y en sus ramas desnudas se entreteje el hielo como un fino encaje. El guindo o coihue sin embargo, permanece siempre verde, resaltando su color entre el pálido entorno.

Las horas de luz se acortan, pero las noches largas se convierten en momentos inolvidables junto al calor del fuego, luego de un día lleno de emocionantes actividades en los montes y valles. Calidez, diversión y lugares que se quedan en tu memoria.


Te invitamos a descubrir el invierno en el fin del mundo y convertirte en #FanDeLaNieve