Los glaciares en Tierra del Fuego

Los glaciares son espesos ríos de hielo, que dejaron su impronta en el paisaje fueguino.

Se denominan glaciaciones a los períodos en que la temperatura global del planeta es tan baja que desencadena la acumulación de masas de hielo, los glaciares, sobre los continentes, principalmente en elevadas latitudes. A lo largo de la historia de la Tierra han ocurrido numerosos periodos glaciares, en particular en los últimos dos millones de años, durante la era cuaternaria.

Los glaciares son espesos ríos de hielo, que ocurren cuando la cantidad de nieve que precipita es mayor que la que se derrite. A medida que aumenta el espesor de la capa de nieve se va compactando hasta formar el hielo glaciario. El hielo depositado en grandes cantidades en la parte superior de las montañas, comienza a expandirse y desplazarse sobre los valles, siguiendo la gravedad hasta alcanzar los niveles más bajos. Así, estos gigantescos cuerpos de hielo en movimiento, se comportan como un río que se mueve lentamente a las zonas más bajas. Una de las consecuencias de la acumulación de agua en estado sólido en los continentes, es la disminución del nivel del mar.

En el último millón de años, hubo al menos 15 períodos de avance de los hielos (glaciares) intercalados por el retroceso de los hielos (interglaciares), los cuales modelaron las formas del relieve y distribución de las formas de vida actuales. En los periodos glaciares la cobertura de hielo en la Patagonia fue equivalente a un tercio de su superficie actual. Cada uno de estos ciclos fue acompañado por la disminución y aumento del nivel del mar, y desplazamiento y expansión de los bosques patagónicos.

La última glaciación alcanzó el máximo desarrollo hace 24.000 años y finalizó hace 11.500 años aproximadamente, gran parte del archipiélago fueguino estuvo cubierto por hielo. Como consecuencia el nivel del mar descendió 120 m aproximadamente, desarrollando una extensa planicie costera al emerger parte de la plataforma continental. Lo que permitió la conexión de la isla de los Estados con el continente (en ese entonces la actual isla Grande formaba parte del continente).

La superficie de hielo sobre la isla Grande habría alcanzando el 50%, mientras que en la isla de los Estados habría sido total. Los glaciares nacían en la cordillera Darwin (lado chileno de la isla Grande), donde las alturas superan los 2000 msnm, y fluían a lo largo de amplios valles hacia los glaciares de descarga. Los glaciares de descarga contenían a los glaciares más extensos e importantes del archipiélago, estos son el Beagle, el Fagnano, el valle del Río Lasifashaj, la bahía Inútil-San Sebastián y el estrecho de Magallanes. La existencia de enormes mantos de hielo fue generando una topografía y una geoforma característica. Los glaciares locales se formaron en circos, cercanos a las altas cumbres, y confluían con los glaciares de descarga por medio de glaciares de valle. El efecto erosivo de las glaciaciones se observa tanto en las montañas como en el mar. Por ejemplo, el glaciar que ocupó el actual canal Beagle fluía de oeste a este, cubriendo la totalidad del paisaje, y dejando libres los picos más altos; hoy presentan formas aguzadas y laderas abruptas como el Monte Olivia y el cerro Cinco Hermanos, que a diferencia del monte Susana, su forma redondeada indica que fue erosionado por el glaciar que pasó encima. Asimismo, el gran valle que hoy es el lecho del Estrecho de Magallanes, estuvo ocupado por un extenso glaciar, el efecto erosivo que produjo cada avance de los hielos lo fue profundizando y alargando hasta convertirlo en un canal interoceánico.

Hace 9.000 años, el clima se hizo muy similar al actual y los glaciares desaparecieron de los valles principales, quedando restringidos al actual casquete glacial de la Cordillera Darwin y cientos de pequeños glaciares en el resto de los Andes Fueguinos, muchos de los cuales han ido desapareciendo. Un ejemplo de relictos de glaciares de circo o afluentes son los glaciares Martial y Vicinguerra, que se encuentran en las inmediaciones de la ciudad de Ushuaia.

El relieve actual refleja la fuerte influencia de los hielos de las glaciaciones, los valles y faldeos estuvieron cubiertos por hielo y expuestos alternativamente, muchas de las cumbres que superan los 1000 m de altura nunca estuvieron cubiertos por hielo, siendo en la actualidad más filosas y escarpadas que aquellas que sufrieron la erosión del glaciar. Otro rasgo característico del paso del hielo son los valles glaciarios (Valle de Tierra mayor) y valles colgantes (Cañadón de la Oveja) en forma de U. Los depósitos glaciarios, se formaron por la acumulación de todo tipo de sedimentos que el glaciar arrastraba, hoy se pueden ver en los márgenes de los lagos y valles.

Los glaciares en Tierra del Fuego

Los glaciares son espesos ríos de hielo, que dejaron su impronta en el paisaje fueguino.

Se denominan glaciaciones a los períodos en que la temperatura global del planeta es tan baja que desencadena la acumulación de masas de hielo, los glaciares, sobre los continentes, principalmente en elevadas latitudes. A lo largo de la historia de la Tierra han ocurrido numerosos periodos glaciares, en particular en los últimos dos millones de años, durante la era cuaternaria.

Los glaciares son espesos ríos de hielo, que ocurren cuando la cantidad de nieve que precipita es mayor que la que se derrite. A medida que aumenta el espesor de la capa de nieve se va compactando hasta formar el hielo glaciario. El hielo depositado en grandes cantidades en la parte superior de las montañas, comienza a expandirse y desplazarse sobre los valles, siguiendo la gravedad hasta alcanzar los niveles más bajos. Así, estos gigantescos cuerpos de hielo en movimiento, se comportan como un río que se mueve lentamente a las zonas más bajas. Una de las consecuencias de la acumulación de agua en estado sólido en los continentes, es la disminución del nivel del mar.

En el último millón de años, hubo al menos 15 períodos de avance de los hielos (glaciares) intercalados por el retroceso de los hielos (interglaciares), los cuales modelaron las formas del relieve y distribución de las formas de vida actuales. En los periodos glaciares la cobertura de hielo en la Patagonia fue equivalente a un tercio de su superficie actual. Cada uno de estos ciclos fue acompañado por la disminución y aumento del nivel del mar, y desplazamiento y expansión de los bosques patagónicos.

La última glaciación alcanzó el máximo desarrollo hace 24.000 años y finalizó hace 11.500 años aproximadamente, gran parte del archipiélago fueguino estuvo cubierto por hielo. Como consecuencia el nivel del mar descendió 120 m aproximadamente, desarrollando una extensa planicie costera al emerger parte de la plataforma continental. Lo que permitió la conexión de la isla de los Estados con el continente (en ese entonces la actual isla Grande formaba parte del continente).

La superficie de hielo sobre la isla Grande habría alcanzando el 50%, mientras que en la isla de los Estados habría sido total. Los glaciares nacían en la cordillera Darwin (lado chileno de la isla Grande), donde las alturas superan los 2000 msnm, y fluían a lo largo de amplios valles hacia los glaciares de descarga. Los glaciares de descarga contenían a los glaciares más extensos e importantes del archipiélago, estos son el Beagle, el Fagnano, el valle del Río Lasifashaj, la bahía Inútil-San Sebastián y el estrecho de Magallanes. La existencia de enormes mantos de hielo fue generando una topografía y una geoforma característica. Los glaciares locales se formaron en circos, cercanos a las altas cumbres, y confluían con los glaciares de descarga por medio de glaciares de valle. El efecto erosivo de las glaciaciones se observa tanto en las montañas como en el mar. Por ejemplo, el glaciar que ocupó el actual canal Beagle fluía de oeste a este, cubriendo la totalidad del paisaje, y dejando libres los picos más altos; hoy presentan formas aguzadas y laderas abruptas como el Monte Olivia y el cerro Cinco Hermanos, que a diferencia del monte Susana, su forma redondeada indica que fue erosionado por el glaciar que pasó encima. Asimismo, el gran valle que hoy es el lecho del Estrecho de Magallanes, estuvo ocupado por un extenso glaciar, el efecto erosivo que produjo cada avance de los hielos lo fue profundizando y alargando hasta convertirlo en un canal interoceánico.

Hace 9.000 años, el clima se hizo muy similar al actual y los glaciares desaparecieron de los valles principales, quedando restringidos al actual casquete glacial de la Cordillera Darwin y cientos de pequeños glaciares en el resto de los Andes Fueguinos, muchos de los cuales han ido desapareciendo. Un ejemplo de relictos de glaciares de circo o afluentes son los glaciares Martial y Vicinguerra, que se encuentran en las inmediaciones de la ciudad de Ushuaia.

El relieve actual refleja la fuerte influencia de los hielos de las glaciaciones, los valles y faldeos estuvieron cubiertos por hielo y expuestos alternativamente, muchas de las cumbres que superan los 1000 m de altura nunca estuvieron cubiertos por hielo, siendo en la actualidad más filosas y escarpadas que aquellas que sufrieron la erosión del glaciar. Otro rasgo característico del paso del hielo son los valles glaciarios (Valle de Tierra mayor) y valles colgantes (Cañadón de la Oveja) en forma de U. Los depósitos glaciarios, se formaron por la acumulación de todo tipo de sedimentos que el glaciar arrastraba, hoy se pueden ver en los márgenes de los lagos y valles.