Origen del nombre Tierra del Fuego

En un lugar frío como el sur del continente Americano llama la atención la denominación “Tierra de los Fuegos” para esta región. El nombre se remonta al 1520 cuando Magallanes y su tripulación navegaban por el estrecho que en la actualidad lleva su nombre.

El nombre Tierra del Fuego o Tierra de los fuegos se remonta a octubre de 1520, en el viaje durante el cual Magallanes descubrió el Estrecho que hoy lleva su nombre y comunica el océano Atlántico con el Pacífico. Los viajeros no tuvieron contacto con los nativos en ninguna parte del trayecto de 334 millas náuticas. Lo que vieron desde sus embarcaciones fue una gran cantidad de fogatas hechas por hombres al sur de la entrada de dicho estrecho, en la isla que luego sería conocida como Isla Grande.

La historiadora Anne Chapman indica que es probable que los selk’nam que vieron esas –para ellos- sorprendentes embarcaciones encendieran fuegos para avisarles a otros nativos, tierra adentro, que algo fuera de lo común ocurría. Chapman, reconocida antropóloga indica que sus informantes (descendientes de selk’nam) le confiaron durante alguna de sus múltiples estadías en la zona para el estudio de este grupo étnico, que los selk’nam encendían fuegos para efectuar señales en casos de emergencia. Esos fuegos fueron vistos por Magallanes y su tripulación, y de allí que la Isla Grande y demás islas al sur del estrecho fueran denominadas “Tierra del Fuego”. Los selk’nam, por su parte, entablaron contacto con europeos por primera vez, al menos para los registros, en 1580, en una expedición comandada por el español Pedro Sarmiento de Gamboa.

Fuente: Los Selk’nam. Anne Chapman.

Origen del nombre Tierra del Fuego

En un lugar frío como el sur del continente Americano llama la atención la denominación “Tierra de los Fuegos” para esta región. El nombre se remonta al 1520 cuando Magallanes y su tripulación navegaban por el estrecho que en la actualidad lleva su nombre.

El nombre Tierra del Fuego o Tierra de los fuegos se remonta a octubre de 1520, en el viaje durante el cual Magallanes descubrió el Estrecho que hoy lleva su nombre y comunica el océano Atlántico con el Pacífico. Los viajeros no tuvieron contacto con los nativos en ninguna parte del trayecto de 334 millas náuticas. Lo que vieron desde sus embarcaciones fue una gran cantidad de fogatas hechas por hombres al sur de la entrada de dicho estrecho, en la isla que luego sería conocida como Isla Grande.

La historiadora Anne Chapman indica que es probable que los selk’nam que vieron esas –para ellos- sorprendentes embarcaciones encendieran fuegos para avisarles a otros nativos, tierra adentro, que algo fuera de lo común ocurría. Chapman, reconocida antropóloga indica que sus informantes (descendientes de selk’nam) le confiaron durante alguna de sus múltiples estadías en la zona para el estudio de este grupo étnico, que los selk’nam encendían fuegos para efectuar señales en casos de emergencia. Esos fuegos fueron vistos por Magallanes y su tripulación, y de allí que la Isla Grande y demás islas al sur del estrecho fueran denominadas “Tierra del Fuego”. Los selk’nam, por su parte, entablaron contacto con europeos por primera vez, al menos para los registros, en 1580, en una expedición comandada por el español Pedro Sarmiento de Gamboa.

Fuente: Los Selk’nam. Anne Chapman.