Excursiones Nocturnas

Cuando se oculta el sol también es posible seguir disfrutando del invierno, con excursiones diseñadas especialmente para capturar al máximo el encanto de la nieve nocturna. Los paseos en moto nieve, trineos o raquetas culminan junto a la luz cálida de un fogón y una exquisita cena.  

Cuándo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre

Una manera diferente de disfrutar el invierno fueguino es explorar los paisajes nevados en la quietud de la noche.

A la luz de un farol y con un guía, se pueden realizar actividades como caminatas con raquetas, paseos en moto de nieve o en trineos tirados por perros, en el magnífico entorno del Valle de Tierra Mayor.

Estas excursiones comienzan generalmente después de las 18 horas, cuando la oscuridad ya ha caído y la mayor parte de los turistas han regresado a la ciudad. 

Este es el momento ideal para emprender un paseo, aprovechando la calma del valle y la magia nocturna del invierno. Al final de los recorridos los centros invernales ofrecen una cálida cena junto a un fogón, el cierre perfecto para un día de diversión en la naturaleza blanca del fin del mundo. 

 

Excursiones Nocturnas

Cuando se oculta el sol también es posible seguir disfrutando del invierno, con excursiones diseñadas especialmente para capturar al máximo el encanto de la nieve nocturna. Los paseos en moto nieve, trineos o raquetas culminan junto a la luz cálida de un fogón y una exquisita cena.  

Cuándo

Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre

Una manera diferente de disfrutar el invierno fueguino es explorar los paisajes nevados en la quietud de la noche.

A la luz de un farol y con un guía, se pueden realizar actividades como caminatas con raquetas, paseos en moto de nieve o en trineos tirados por perros, en el magnífico entorno del Valle de Tierra Mayor.

Estas excursiones comienzan generalmente después de las 18 horas, cuando la oscuridad ya ha caído y la mayor parte de los turistas han regresado a la ciudad. 

Este es el momento ideal para emprender un paseo, aprovechando la calma del valle y la magia nocturna del invierno. Al final de los recorridos los centros invernales ofrecen una cálida cena junto a un fogón, el cierre perfecto para un día de diversión en la naturaleza blanca del fin del mundo.