Viajar a la Antártida

Desde octubre a marzo, en el verano austral, zarpan embarcaciones desde el puerto de Ushuaia con rumbo a la Península Antártica. La duración de los viajes y los itinerarios son variables: desde un mínimo de 10 días hasta tres semanas. La navegación puede realizarse en buques de expedición, cruceros de gran porte, o barcos de lujo.

Cuándo
Enero
Febrero
Marzo
Octubre
Noviembre
Diciembre

Miles de personas visitan el Continente Blanco cada verano. Ushuaia, ubicada a tan sólo 1000 kilómetros de la Antártida, es el puerto de entrada más activo de los cinco que existen en el mundo. 

Argentina ha tenido presencia en la Antártida desde 1904, cuando se inauguró un observatorio meteorológico y una estafeta postal argentina en la Isla Laurie, Orcadas del Sur, lugar que años después se convertiría en la Base Orcadas. El país también es miembro consultivo del Tratado Antártico firmado en 1959 y cuyo objetivo es el uso  pacífico de este territorio, mediante el desarrollo de investigaciones científicas y proyectos de conservación del medio ambiente. 

En el contexto de este tratado, el turismo hacia la Antártida se encuentra regulado a nivel internacional, a fin de no ocasionar daños al delicado ecosistema de este continente. Por ello, sólo se permite el desembarco de pequeños contingentes de visitantes en ciertos puntos habilitados. Para más información sobre esos itinerarios, consultar aquí

Viajar a la Antártida

Desde octubre a marzo, en el verano austral, zarpan embarcaciones desde el puerto de Ushuaia con rumbo a la Península Antártica. La duración de los viajes y los itinerarios son variables: desde un mínimo de 10 días hasta tres semanas. La navegación puede realizarse en buques de expedición, cruceros de gran porte, o barcos de lujo.

Cuándo

Enero
Febrero
Marzo
Octubre
Noviembre
Diciembre

Miles de personas visitan el Continente Blanco cada verano. Ushuaia, ubicada a tan sólo 1000 kilómetros de la Antártida, es el puerto de entrada más activo de los cinco que existen en el mundo. 

Argentina ha tenido presencia en la Antártida desde 1904, cuando se inauguró un observatorio meteorológico y una estafeta postal argentina en la Isla Laurie, Orcadas del Sur, lugar que años después se convertiría en la Base Orcadas. El país también es miembro consultivo del Tratado Antártico firmado en 1959 y cuyo objetivo es el uso  pacífico de este territorio, mediante el desarrollo de investigaciones científicas y proyectos de conservación del medio ambiente. 

En el contexto de este tratado, el turismo hacia la Antártida se encuentra regulado a nivel internacional, a fin de no ocasionar daños al delicado ecosistema de este continente. Por ello, sólo se permite el desembarco de pequeños contingentes de visitantes en ciertos puntos habilitados. Para más información sobre esos itinerarios, consultar aquí