Navegación

Detrás de las islas observás el Faro Les Eclaireurs, como tantas veces lo viste y deseaste estar acá. Volvés la mirada y Ushuaia está ahí, otra hermosa postal que tiene este viaje.

Sobre el Canal Beagle, el viento y su oleaje te transportan a esos tiempos donde los nativos canoeros dominaban la escena. El cielo adopta tonos violáceos y rojizos envolviéndote entre islotes, bruma y montañas.

De pronto, centenares de cormoranes resaltan sobre las rocas y sobrevuelan alrededor de la embarcación. La naturaleza al alcance de tu mano, lobos marinos, escúas, petreles, albatros y hasta es posible avistar ballenas. Las ganas de captar todo son ineludibles, la memoria y la retina casi completas.

Detrás de las islas observás el Faro Les Eclaireurs, como tantas veces lo viste y deseaste estar acá. Volvés la mirada y Ushuaia está ahí, otra hermosa postal que tiene este viaje, la ciudad del Fin del Mundo en todo su esplendor.

De nuevo en el puerto, un chocolate caliente o una cena regional se convierten en tu plan previo a descansar, al ritmo de la de navegación como una canción de cuna.

#QuedateEnCasa, navegá virtualmente Tierra del Fuego, estas en el #OtoñoDelFuego.

Navegación

Detrás de las islas observás el Faro Les Eclaireurs, como tantas veces lo viste y deseaste estar acá. Volvés la mirada y Ushuaia está ahí, otra hermosa postal que tiene este viaje.

Sobre el Canal Beagle, el viento y su oleaje te transportan a esos tiempos donde los nativos canoeros dominaban la escena. El cielo adopta tonos violáceos y rojizos envolviéndote entre islotes, bruma y montañas.

De pronto, centenares de cormoranes resaltan sobre las rocas y sobrevuelan alrededor de la embarcación. La naturaleza al alcance de tu mano, lobos marinos, escúas, petreles, albatros y hasta es posible avistar ballenas. Las ganas de captar todo son ineludibles, la memoria y la retina casi completas.

Detrás de las islas observás el Faro Les Eclaireurs, como tantas veces lo viste y deseaste estar acá. Volvés la mirada y Ushuaia está ahí, otra hermosa postal que tiene este viaje, la ciudad del Fin del Mundo en todo su esplendor.

De nuevo en el puerto, un chocolate caliente o una cena regional se convierten en tu plan previo a descansar, al ritmo de la de navegación como una canción de cuna.

#QuedateEnCasa, navegá virtualmente Tierra del Fuego, estas en el #OtoñoDelFuego.