Los Andes Fueguinos

Te invitamos a conocer cómo se formaron los Andes fueguinos.

Hace 150 millones de años el archipiélago fueguino no existía. América del Sur estaba unida a la Antártida y un gran océano separaba al continente de una cadena de islas volcánicas. Entre las islas volcánicas y el continente había una cadena de montañas en el fondo del océano llamadas dorsales oceánicas que constituían el límite divergente entre dos placas que se separaban continuamente. Con el tiempo el comportamiento de las placas fue pasando a ser convergente, la placa Sudamericana y la del Pacífico comenzaron a moverse una sobre la otra. Como consecuencia de este evento, hace unos 100 millones de años los Andes fueguinos comenzaron a levantarse en el sector del canal Beagle; la Antártida y América del Sur, permanecieron unidas por un puente, la actual Península Antártica hasta hace 40 millones de años.

La separación del puente y el proceso de levantamiento y formación de montañas continuó de manera paulatina e intermitente hasta el mioceno (entre 24 y 5 millones de años). Las sucesivas etapas de compresión causaron el incremento en altura y ancho de la cadena montañosa, mientras que nuevas serranías se elevaban hacia el norte de las primeras.

Así mismo, el gran océano que separaba las primeras islas volcánicas, con el cambio de comportamiento de las placas, fue migrando hacia el norte haciéndose cada vez más estrecho, acumulando sedimentos que recibía de las montañas en formación. El grupo inicial de islas volcánicas se fue erosionando. Los Andes Fueguinos originales fueron y continúan siendo modeladas. Las glaciaciones han sido el agente erosivo más importante, debido a la enorme capacidad del hielo de erosionar las rocas y transportar los sedimentos. Durante los últimos dos millones, hubo repetidos episodios glaciares e interglaciares en Tierra del Fuego y Patagonia. Los cambios en el relieve y el paisaje de la cordillera fueguino continúan.

Falla Magallanes-Fagnano

Se cree que la emersión final de los Andes Fueguinos se remonta hacia alrededor de 15 millones de años atrás. Con esto, se hicieron evidentes una serie de fallas como la del canal Beagle, los valles de Tierra Mayor y Lasifashaj y la falla Magallanes-Fagnano. Esta última, comenzó su actividad hace 10 millones de años, continuando hasta nuestros días. La falla Magallanes-Fagnano forma el límite norte del arco de Scotia. La placa de Scotia está definida por una falla orientada en sentido oeste-este, que comienza en el Seno Almirantazgo (Chile) en el oeste, continuando a lo largo del Lago Fagnano y se prolonga sumergida en el Mar Argentino hacia el este formando una cordillera oceánica sumergida, hasta llegar a la Península Antártica. La cordillera oceánica emerge en varias oportunidades a lo largo de su recorrido submarino formando islas pequeñas como las islas Georgias del Sur, Orcadas y Shetland, entre otros.

El hecho que la falla atraviesa el lago Fagnano, da como resultado que la Isla Grande este formada por dos ambientes geológicos que están separándose paulatinamente: al sur del Lago Fagnano, los Andes de Tierra del Fuego sobre la Placa de Scotia y al norte del lago la Cuenca Magallánica Austral sobre la placa Sudamericana.

 

Los Andes Fueguinos

Te invitamos a conocer cómo se formaron los Andes fueguinos.

Hace 150 millones de años el archipiélago fueguino no existía. América del Sur estaba unida a la Antártida y un gran océano separaba al continente de una cadena de islas volcánicas. Entre las islas volcánicas y el continente había una cadena de montañas en el fondo del océano llamadas dorsales oceánicas que constituían el límite divergente entre dos placas que se separaban continuamente. Con el tiempo el comportamiento de las placas fue pasando a ser convergente, la placa Sudamericana y la del Pacífico comenzaron a moverse una sobre la otra. Como consecuencia de este evento, hace unos 100 millones de años los Andes fueguinos comenzaron a levantarse en el sector del canal Beagle; la Antártida y América del Sur, permanecieron unidas por un puente, la actual Península Antártica hasta hace 40 millones de años.

La separación del puente y el proceso de levantamiento y formación de montañas continuó de manera paulatina e intermitente hasta el mioceno (entre 24 y 5 millones de años). Las sucesivas etapas de compresión causaron el incremento en altura y ancho de la cadena montañosa, mientras que nuevas serranías se elevaban hacia el norte de las primeras.

Así mismo, el gran océano que separaba las primeras islas volcánicas, con el cambio de comportamiento de las placas, fue migrando hacia el norte haciéndose cada vez más estrecho, acumulando sedimentos que recibía de las montañas en formación. El grupo inicial de islas volcánicas se fue erosionando. Los Andes Fueguinos originales fueron y continúan siendo modeladas. Las glaciaciones han sido el agente erosivo más importante, debido a la enorme capacidad del hielo de erosionar las rocas y transportar los sedimentos. Durante los últimos dos millones, hubo repetidos episodios glaciares e interglaciares en Tierra del Fuego y Patagonia. Los cambios en el relieve y el paisaje de la cordillera fueguino continúan.

Falla Magallanes-Fagnano

Se cree que la emersión final de los Andes Fueguinos se remonta hacia alrededor de 15 millones de años atrás. Con esto, se hicieron evidentes una serie de fallas como la del canal Beagle, los valles de Tierra Mayor y Lasifashaj y la falla Magallanes-Fagnano. Esta última, comenzó su actividad hace 10 millones de años, continuando hasta nuestros días. La falla Magallanes-Fagnano forma el límite norte del arco de Scotia. La placa de Scotia está definida por una falla orientada en sentido oeste-este, que comienza en el Seno Almirantazgo (Chile) en el oeste, continuando a lo largo del Lago Fagnano y se prolonga sumergida en el Mar Argentino hacia el este formando una cordillera oceánica sumergida, hasta llegar a la Península Antártica. La cordillera oceánica emerge en varias oportunidades a lo largo de su recorrido submarino formando islas pequeñas como las islas Georgias del Sur, Orcadas y Shetland, entre otros.

El hecho que la falla atraviesa el lago Fagnano, da como resultado que la Isla Grande este formada por dos ambientes geológicos que están separándose paulatinamente: al sur del Lago Fagnano, los Andes de Tierra del Fuego sobre la Placa de Scotia y al norte del lago la Cuenca Magallánica Austral sobre la placa Sudamericana.