El Huash Ketin

Anne Chapman (1922–) fue una antropóloga franco-estadounidense conocida por sus estudios sobre los pueblos fueguinos, en especial de los selk’nam.

La antropóloga Anne Chapman, en su libro Los selk’nam. La vida de los onas comenta que familias enteras llegadas de todas partes de la isla se reunían de cuando en cuando en un lugar determinado para intercambiar objetos y para realizar las competencias chamánicas y deportivas, llamadas huash-ketin, que significa “encuentro o reunión con mucha gente”. Quienes desearan organizar un huash- ketin enviaban a un mensajero (un oshen) para convidar a los habitantes de ciertos haruwen y proponer el lugar y el día aproximado. En el período inmediato anterior al contacto con los blancos, y quizás antes, los haush eran invitados a participar en los huash-ketin.

Las competencias chamánicas características de esas reuniones eran denominadas kash-wáiwen-jir, lo que significa “el hablar profundo del poder chamán”. Dos chamanes se enfrentaban en una suerte de competencia con el fin de mostrar el alcance de sus respectivos wáiuwin (poderes o espíritus). Durante el transcurso de la sesión, los chamanes entraban en trance, después de haber cantado horas enteras, cuando se sentían poseídos por lo que podría denominarse la fuerza enérgica de sus wáiuwin. La intensidad de los trances, su duración, su riqueza simbólica y la trascendencia de las palabras que los chamanes recitaban eran valoradas para determinar cuál de las dos ejecuciones era la mejor.

Fuente: Biblioteca Especializada en Temáticas Regionales “Oscar Pablo Zanola”, Museo del Fin del Mundo, Maipú 173, Ushuaia

1 Chapman, Anne.  Los selk’nam. La vida de los onas. Emecé Editores, 1986, páginas 60.

2  Ibídem, páginas 61 y 62.

El Huash Ketin

Anne Chapman (1922–) fue una antropóloga franco-estadounidense conocida por sus estudios sobre los pueblos fueguinos, en especial de los selk’nam.

La antropóloga Anne Chapman, en su libro Los selk’nam. La vida de los onas comenta que familias enteras llegadas de todas partes de la isla se reunían de cuando en cuando en un lugar determinado para intercambiar objetos y para realizar las competencias chamánicas y deportivas, llamadas huash-ketin, que significa “encuentro o reunión con mucha gente”. Quienes desearan organizar un huash- ketin enviaban a un mensajero (un oshen) para convidar a los habitantes de ciertos haruwen y proponer el lugar y el día aproximado. En el período inmediato anterior al contacto con los blancos, y quizás antes, los haush eran invitados a participar en los huash-ketin.

Las competencias chamánicas características de esas reuniones eran denominadas kash-wáiwen-jir, lo que significa “el hablar profundo del poder chamán”. Dos chamanes se enfrentaban en una suerte de competencia con el fin de mostrar el alcance de sus respectivos wáiuwin (poderes o espíritus). Durante el transcurso de la sesión, los chamanes entraban en trance, después de haber cantado horas enteras, cuando se sentían poseídos por lo que podría denominarse la fuerza enérgica de sus wáiuwin. La intensidad de los trances, su duración, su riqueza simbólica y la trascendencia de las palabras que los chamanes recitaban eran valoradas para determinar cuál de las dos ejecuciones era la mejor.

Fuente: Biblioteca Especializada en Temáticas Regionales “Oscar Pablo Zanola”, Museo del Fin del Mundo, Maipú 173, Ushuaia

1 Chapman, Anne.  Los selk’nam. La vida de los onas. Emecé Editores, 1986, páginas 60.

2  Ibídem, páginas 61 y 62.