Turismo rural

Las estancias fueguinas forman parte del paisaje de Tierra del Fuego. Hoy la actividad ganadera continúa desarrollándose en las vastas llanuras del norte de la isla, y el encanto campestre de estas propiedades atrae a los visitantes con actividades rurales e historias de esforzados pioneros.

Cuándo
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Diciembre
Noviembre
Octubre

Recorrer las rutas complementarias cercanas a la ciudad de Río Grande nos acerca a las grandes estancias, que constituyen un patrimonio histórico de gran valor. Ubicadas en el extremo norte de la isla, algunas de ellas se pueden visitar por cuenta propia, como la Estancia María Behety. Aunque el lugar no ofrece servicios turísticos, sí se permite que los visitantes fotografíen el casco de la estancia, y, en temporada de esquila, también pueden observar el trabajo que se lleva a cabo con el ganado. 

Otras propiedades, como la Estancia Sara Braun, pueden recorrerse mediante tours guiados que ofrece la Dirección Municipal de Turismo en distintas épocas del año. 

Las llamadas “estancias chicas”, se concentran en el ecotono, es decir, en la zona central de la isla donde la estepa da paso al bosque y la cordillera. En esta área, la Estancia Las Hijas recibe a visitantes en su predio, permitiendo realizar recorridos por el casco, observar las actividades rurales, y por supuesto, degustar el típico cordero fueguino a la estaca.

Además de conocer las estancias, el visitante también puede participar de eventos tradicionales del campo fueguino, como la Fiesta del Ovejero, que se realiza en el mes de marzo. Esta festividad celebra, a través de un concurso, el trabajo de los perros ovejeros en el arreo de los rebaños. Para quienes deseen contemplar la destreza de peones y animales en la labores de campo, este evento resulta una excelente experiencia. 

 

Turismo rural

Las estancias fueguinas forman parte del paisaje de Tierra del Fuego. Hoy la actividad ganadera continúa desarrollándose en las vastas llanuras del norte de la isla, y el encanto campestre de estas propiedades atrae a los visitantes con actividades rurales e historias de esforzados pioneros.

Cuándo

Enero
Febrero
Marzo
Abril
Diciembre
Noviembre
Octubre

Recorrer las rutas complementarias cercanas a la ciudad de Río Grande nos acerca a las grandes estancias, que constituyen un patrimonio histórico de gran valor. Ubicadas en el extremo norte de la isla, algunas de ellas se pueden visitar por cuenta propia, como la Estancia María Behety. Aunque el lugar no ofrece servicios turísticos, sí se permite que los visitantes fotografíen el casco de la estancia, y, en temporada de esquila, también pueden observar el trabajo que se lleva a cabo con el ganado. 

Otras propiedades, como la Estancia Sara Braun, pueden recorrerse mediante tours guiados que ofrece la Dirección Municipal de Turismo en distintas épocas del año. 

Las llamadas “estancias chicas”, se concentran en el ecotono, es decir, en la zona central de la isla donde la estepa da paso al bosque y la cordillera. En esta área, la Estancia Las Hijas recibe a visitantes en su predio, permitiendo realizar recorridos por el casco, observar las actividades rurales, y por supuesto, degustar el típico cordero fueguino a la estaca.

Además de conocer las estancias, el visitante también puede participar de eventos tradicionales del campo fueguino, como la Fiesta del Ovejero, que se realiza en el mes de marzo. Esta festividad celebra, a través de un concurso, el trabajo de los perros ovejeros en el arreo de los rebaños. Para quienes deseen contemplar la destreza de peones y animales en la labores de campo, este evento resulta una excelente experiencia.