Fiesta Provincial del Ovejero

El trabajo que realizan los arrieros y sus perros ovejeros en las estepas del norte de la isla, se celebra cada año en Río Grande con la tradicional Fiesta del Ovejero.

El desarrollo de la ganadería ovina tuvo un rol fundamental en el crecimiento de Tierra del Fuego. Para destacar la importancia de esta actividad, un grupo de pobladores fueguinos organizó en el año 1975 la primera Fiesta del Ovejero en la Estancia “El Roble”, ubicada a 25 kilómetros de la ciudad de Río Grande. El objetivo era celebrar el trabajo de los hombres de campo y el de sus fieles compañeros, los perros ovejeros.

Para llevar adelante su labor, los estancieros necesitaban de la ayuda de perros para arriar y llevar al ganado, de esta forma la cría y el adiestramiento de los ovejeros se convirtió en una actividad esencial. El reconocimiento a este esfuerzo combinado entre humanos y animales, en las duras condiciones de la estepa austral, fue lo que motivó que la Fiesta del Ovejero se transformara en un evento de gran importancia para la zona norte de la isla.

La actividad central consiste en un concurso de perros ovejeros, que convoca a participantes locales y nacionales para demostrar sus destrezas en el arreo de ovejas. El reglamento está basado en los concursos que se realizan en Europa, y adaptado a las características de la estepa fueguina. Cada ovejero con sus perros debe conducir seis ovejas por una serie de obstáculos y en un tiempo determinado. De acuerdo al tiempo empleado y a la pericia demostrada, se obtiene el puntaje que determina al ganador.

La comunidad y los visitantes participan del espectáculo, mientras disfrutan de un buen cordero fueguino asado a la estaca en el Potrero “Pedro Pechar” de la estancia El Roble.

La Fiesta del Ovejero se realiza cada 1º de Marzo, y ya transita su 46°edición. Por su relevancia cultural e histórica, la Fiesta del Ovejero ha sido declarada de Interés Municipal, Provincial y Turístico por el gobierno de Tierra del Fuego.

Fiesta Provincial del Ovejero

El trabajo que realizan los arrieros y sus perros ovejeros en las estepas del norte de la isla, se celebra cada año en Río Grande con la tradicional Fiesta del Ovejero.

El desarrollo de la ganadería ovina tuvo un rol fundamental en el crecimiento de Tierra del Fuego. Para destacar la importancia de esta actividad, un grupo de pobladores fueguinos organizó en el año 1975 la primera Fiesta del Ovejero en la Estancia “El Roble”, ubicada a 25 kilómetros de la ciudad de Río Grande. El objetivo era celebrar el trabajo de los hombres de campo y el de sus fieles compañeros, los perros ovejeros.

Para llevar adelante su labor, los estancieros necesitaban de la ayuda de perros para arriar y llevar al ganado, de esta forma la cría y el adiestramiento de los ovejeros se convirtió en una actividad esencial. El reconocimiento a este esfuerzo combinado entre humanos y animales, en las duras condiciones de la estepa austral, fue lo que motivó que la Fiesta del Ovejero se transformara en un evento de gran importancia para la zona norte de la isla.

La actividad central consiste en un concurso de perros ovejeros, que convoca a participantes locales y nacionales para demostrar sus destrezas en el arreo de ovejas. El reglamento está basado en los concursos que se realizan en Europa, y adaptado a las características de la estepa fueguina. Cada ovejero con sus perros debe conducir seis ovejas por una serie de obstáculos y en un tiempo determinado. De acuerdo al tiempo empleado y a la pericia demostrada, se obtiene el puntaje que determina al ganador.

La comunidad y los visitantes participan del espectáculo, mientras disfrutan de un buen cordero fueguino asado a la estaca en el Potrero “Pedro Pechar” de la estancia El Roble.

La Fiesta del Ovejero se realiza cada 1º de Marzo, y ya transita su 46°edición. Por su relevancia cultural e histórica, la Fiesta del Ovejero ha sido declarada de Interés Municipal, Provincial y Turístico por el gobierno de Tierra del Fuego.