Visitar la estancia María Behety

La Estancia María Behety se encuentra ubicada a 15 kilómetros al noroeste de la ciudad de Río Grande. En 1897, Don José Menéndez, apodado el rey de la Patagonia funda su segundo emprendimiento ganadero en Tierra del Fuego, y la llama «Segunda Argentina». Esta Estancia más tarde es bautizada como «María Behety», en honor a la que fuera su esposa, la cual en el año 1997 fue declarada Lugar Histórico Nacional.

Este pequeño pueblo en miniatura, aparece en medio de la estepa infinita, con sus colores distintivos y su arquitectura pintoresca de casitas familiares e instalaciones productivas, donde se destaca a lo lejos la imponente casa grande. Pero sin lugar a dudas el mayor atractivo de la Estancia es el galpón de esquila, considerado el más grande del mundo. Construido en 1935 con una superficie de 7.800 m2, está diseñado para 40 esquiladores y 7.000 animales bajo techo. Actualmente las guías son accionadas por un motor a gasoil pero aún se conserva el motor a vapor original. La decoración es neogótica presentando pináculos con veletas y cenefas festoneadas.

La Estancia cuenta con 40 km de costa sobre el famoso río Grande, lugar de las mejores truchas marrones del continente y probablemente del mundo. Ejemplares de más de 10 kilos, con más de 1 metro de largo no son difíciles de sacar en la temporada, y dos lodges de pesca con servicios de lujo invitan a disfrutar de una experiencia completa.

Por último un campo de 9 hoyos de par tres, ubicado en la plaza de la estancia, sirve de esparcimiento a los habitantes de la región, y también a los turistas que quieran disfrutar de un día de golf.

Visitar la estancia María Behety

La Estancia María Behety se encuentra ubicada a 15 kilómetros al noroeste de la ciudad de Río Grande. En 1897, Don José Menéndez, apodado el rey de la Patagonia funda su segundo emprendimiento ganadero en Tierra del Fuego, y la llama «Segunda Argentina». Esta Estancia más tarde es bautizada como «María Behety», en honor a la que fuera su esposa, la cual en el año 1997 fue declarada Lugar Histórico Nacional.

Este pequeño pueblo en miniatura, aparece en medio de la estepa infinita, con sus colores distintivos y su arquitectura pintoresca de casitas familiares e instalaciones productivas, donde se destaca a lo lejos la imponente casa grande. Pero sin lugar a dudas el mayor atractivo de la Estancia es el galpón de esquila, considerado el más grande del mundo. Construido en 1935 con una superficie de 7.800 m2, está diseñado para 40 esquiladores y 7.000 animales bajo techo. Actualmente las guías son accionadas por un motor a gasoil pero aún se conserva el motor a vapor original. La decoración es neogótica presentando pináculos con veletas y cenefas festoneadas.

La Estancia cuenta con 40 km de costa sobre el famoso río Grande, lugar de las mejores truchas marrones del continente y probablemente del mundo. Ejemplares de más de 10 kilos, con más de 1 metro de largo no son difíciles de sacar en la temporada, y dos lodges de pesca con servicios de lujo invitan a disfrutar de una experiencia completa.

Por último un campo de 9 hoyos de par tres, ubicado en la plaza de la estancia, sirve de esparcimiento a los habitantes de la región, y también a los turistas que quieran disfrutar de un día de golf.