Preparación

En un recipiente espolvorear 1 taza de azúcar sobre el ruibarbo en cubos.

Mezclar la harina con el azúcar y luego incorporar la manteca fría cortada en cubos, presionando con la punta de los dedos para integrar los secos con la manteca, sin amasar, evitar que la manteca se ablande demasiado, de esta forma se obtiene una arenilla o migas.

Disponer el ruibarbo junto con la otra taza de fruta seleccionada en una fuente o molde (24 cm de diámetro) y colocar la mezcla del crumble por encima.

Llevar a horno medio hasta que la cubierta esté dorada. Asegurarse que la fruta y el ruibarbo estén bien cocidos al momento de retirar del horno.

Servir tibio con helado o esperar a que se enfríe.

NOTA DEL CHEF: El crumble es un clásico que puede hacerse de cualquier fruta, pero ayudando a que se pueda entender la delicia del ruibarbo les pasamos unos secretos:
Se puede agregar jengibre rallado a la fruta o jengibre en polvo al crumble para sumar sabor. Para sumar fibra se puede hacer crumble con avena.
El ruibarbo se puede guardar congelado en dados, lo que facilita la disponibilidad, y posteriormente se agrega congelado a las preparaciones.

Ingredientes

Rinde 8 porciones

Para el crumble
  • 250 g de harina
  • 125 g de manteca
  • 70 g de azúcar
Para la masa
  • 3 tazas de ruibarbo en cubos
  • 1 taza de casis u otra fruta (manzana, pera, frambuesa, frutilla)
  • 1 taza de azúcar

Estancia Viamonte

CONTACTAR

Crumble de ruibarbo (O-L vegetariano)

Crumble de ruibarbo (O-L vegetariano)

En un recipiente espolvorear 1 taza de azúcar sobre el ruibarbo en cubos.

Mezclar la harina con el azúcar y luego incorporar la manteca fría cortada en cubos, presionando con la punta de los dedos para integrar los secos con la manteca, sin amasar, evitar que la manteca se ablande demasiado, de esta forma se obtiene una arenilla o migas.

Disponer el ruibarbo junto con la otra taza de fruta seleccionada en una fuente o molde (24 cm de diámetro) y colocar la mezcla del crumble por encima.

Llevar a horno medio hasta que la cubierta esté dorada. Asegurarse que la fruta y el ruibarbo estén bien cocidos al momento de retirar del horno.

Servir tibio con helado o esperar a que se enfríe.

NOTA DEL CHEF: El crumble es un clásico que puede hacerse de cualquier fruta, pero ayudando a que se pueda entender la delicia del ruibarbo les pasamos unos secretos:
Se puede agregar jengibre rallado a la fruta o jengibre en polvo al crumble para sumar sabor. Para sumar fibra se puede hacer crumble con avena.
El ruibarbo se puede guardar congelado en dados, lo que facilita la disponibilidad, y posteriormente se agrega congelado a las preparaciones.