Equipo básico y recomendaciones

Para observar aves en la naturaleza se requiere muy poco equipamiento. Además de agudizar la vista y el oído, idealmente se debe contar con: Anotador (libreta de campo) Lápiz Binoculares o telescopio Guía de Aves o Check List La Organización Ambientalista Aves Argentinas ha elaborado el Código de Conducta del Observador que nos brinda una […]

Para observar aves en la naturaleza se requiere muy poco equipamiento. Además de agudizar la vista y el oído, idealmente se debe contar con:

  • Anotador (libreta de campo)
  • Lápiz
  • Binoculares o telescopio
  • Guía de Aves o Check List

La Organización Ambientalista Aves Argentinas ha elaborado el Código de Conducta del Observador que nos brinda una serie de recomendaciones prácticas que nos gustaría compartir:

  • La preservación de las aves está antes que el placer del observador: evite molestarlas y modificar su ambiente.
  • Conozca y respete las leyes locales y la idiosincrasia de los lugareños.
  • Contribuya al conocimiento de las aves compartiendo sus registros y observaciones.
  • Tenga especial cuidado con lo relacionado con aves raras y amenazadas.
  • Sea un embajador de la observación de aves.

Se recomienda:

  • Llevar sólo lo imprescindible en una mochila pequeña, para dejar las manos libres.
  • Protegerse de los insectos y el sol con vestimenta que cubra bien el cuerpo.
  • Evitar los colores brillantes y llamativos.
  • Llevar sombrero o gorra.
  • Informarse bien de las características del destino
  • Comer liviano.
  • Llevar agua
  • Envolver el equipo más sensible con una bolsa plástica.
  • Salir en grupos de al menos tres personas, pero no demasiado numerosos.
  • Caminar en silencio.
  • Nunca separarse del grupo sin previo aviso o acuerdo del resto.
  • Evitar recorridos desconocidos. No acercarse a bordes peligrosos.
  • Los horarios más adecuados son el amanecer y el atardecer.
Vestimenta

Para el correcto desarrollo de la actividad, se sugiere llevar ropa y calzado cómodo, preferentemente de colores discretos y poco llamativos. Al igual que en los deportes extremos y el montañismo, debemos usar ropas técnicas teniendo en cuenta una primera y segunda piel. Los materiales respirables y de abrigo, sumados a camperas para agua de materiales microporosos, y cuellos deportivos servirán de abrigo. Asimismo, binoculares, lentes de sol, gorro o sombrero, protector solar y muchas ganas de pasarla bien.

Equipo básico y recomendaciones

Para observar aves en la naturaleza se requiere muy poco equipamiento. Además de agudizar la vista y el oído, idealmente se debe contar con: Anotador (libreta de campo) Lápiz Binoculares o telescopio Guía de Aves o Check List La Organización Ambientalista Aves Argentinas ha elaborado el Código de Conducta del Observador que nos brinda una […]

Para observar aves en la naturaleza se requiere muy poco equipamiento. Además de agudizar la vista y el oído, idealmente se debe contar con:

  • Anotador (libreta de campo)
  • Lápiz
  • Binoculares o telescopio
  • Guía de Aves o Check List

La Organización Ambientalista Aves Argentinas ha elaborado el Código de Conducta del Observador que nos brinda una serie de recomendaciones prácticas que nos gustaría compartir:

  • La preservación de las aves está antes que el placer del observador: evite molestarlas y modificar su ambiente.
  • Conozca y respete las leyes locales y la idiosincrasia de los lugareños.
  • Contribuya al conocimiento de las aves compartiendo sus registros y observaciones.
  • Tenga especial cuidado con lo relacionado con aves raras y amenazadas.
  • Sea un embajador de la observación de aves.

Se recomienda:

  • Llevar sólo lo imprescindible en una mochila pequeña, para dejar las manos libres.
  • Protegerse de los insectos y el sol con vestimenta que cubra bien el cuerpo.
  • Evitar los colores brillantes y llamativos.
  • Llevar sombrero o gorra.
  • Informarse bien de las características del destino
  • Comer liviano.
  • Llevar agua
  • Envolver el equipo más sensible con una bolsa plástica.
  • Salir en grupos de al menos tres personas, pero no demasiado numerosos.
  • Caminar en silencio.
  • Nunca separarse del grupo sin previo aviso o acuerdo del resto.
  • Evitar recorridos desconocidos. No acercarse a bordes peligrosos.
  • Los horarios más adecuados son el amanecer y el atardecer.
Vestimenta

Para el correcto desarrollo de la actividad, se sugiere llevar ropa y calzado cómodo, preferentemente de colores discretos y poco llamativos. Al igual que en los deportes extremos y el montañismo, debemos usar ropas técnicas teniendo en cuenta una primera y segunda piel. Los materiales respirables y de abrigo, sumados a camperas para agua de materiales microporosos, y cuellos deportivos servirán de abrigo. Asimismo, binoculares, lentes de sol, gorro o sombrero, protector solar y muchas ganas de pasarla bien.