Tren del Fin del Mundo y Parque Nacional

Explorá el Parque Nacional Tierra del Fuego por tu cuenta o a bordo de una locomotora a vapor que te llevará en un viaje por la naturaleza y la historia fueguina.

El Parque Nacional Tierra del Fuego es el más austral de Argentina y el único que posee costas marinas.  Durante los meses de primavera y verano, esta reserva atrae a muchos visitantes que buscan admirar su naturaleza y fauna, explorando los senderos habilitados.
El lago Acigami es uno de los lugares más emblemáticos del Parque, por su belleza y tranquilidad. Podés dar un paseo por sus orillas o quedarte contemplando sus aguas mientras cae la tarde. El sendero denominado Hito XXIV bordea la costa del lago, en un recorrido pintoresco y de baja dificultad. Otro  recorrido popular te conducirá hasta la costa del Canal Beagle.
Cuando tengas ganas de tomar un descanso, el Centro de Visitantes Alakush tiene sus puertas abiertas para ofrecerte servicio de restaurante, cafetería, información y un mirador desde donde sacarte las mejores selfies.
La visita al parque puede combinarse con una excursión en el Tren del Fin del Mundo, a bordo de una locomotora antigua que recorre 7 kilómetros a través del valle del Río Pipo. El tren atraviesa el mismo trayecto que los presos de Ushuaia realizaban hace 100 años para abastecer de leña al pueblo y a la cárcel.
El paseo comienza en la Estación del Ferrocarril Austral Fueguino, ubicada a 8 kilómetros al oeste de Ushuaia, y termina en los límites del Parque Nacional Tierra del Fuego.
Desde la ventana del vagón el paisaje desfila junto a las vías del tren: lengas y ñires, los restos de un viejo puente, el  río Pipo y la Estación “La Macarena”.
En este último lugar, podés descender del tren y caminar hasta un punto panorámico, o subir una serie de escaleras que te llevarán a una hermosa cascada llamada La Macarena. De vuelta en el vagón, nada mejor que degustar un chocolate caliente o un café, mientras escuchás la historia del antiguo tren de los presos en una audioguía.
El recorrido culmina en los lindes del Parque y allí podés elegir entre regresar en el tren hasta la Estación del Fin del Mundo o seguir a pie por el camino que conduce a la reserva.

Para más información sobre el Parque Nacional TDF ingresar AQUI

Tren del Fin del Mundo y Parque Nacional

Explorá el Parque Nacional Tierra del Fuego por tu cuenta o a bordo de una locomotora a vapor que te llevará en un viaje por la naturaleza y la historia fueguina.

El Parque Nacional Tierra del Fuego es el más austral de Argentina y el único que posee costas marinas.  Durante los meses de primavera y verano, esta reserva atrae a muchos visitantes que buscan admirar su naturaleza y fauna, explorando los senderos habilitados.
El lago Acigami es uno de los lugares más emblemáticos del Parque, por su belleza y tranquilidad. Podés dar un paseo por sus orillas o quedarte contemplando sus aguas mientras cae la tarde. El sendero denominado Hito XXIV bordea la costa del lago, en un recorrido pintoresco y de baja dificultad. Otro  recorrido popular te conducirá hasta la costa del Canal Beagle.
Cuando tengas ganas de tomar un descanso, el Centro de Visitantes Alakush tiene sus puertas abiertas para ofrecerte servicio de restaurante, cafetería, información y un mirador desde donde sacarte las mejores selfies.
La visita al parque puede combinarse con una excursión en el Tren del Fin del Mundo, a bordo de una locomotora antigua que recorre 7 kilómetros a través del valle del Río Pipo. El tren atraviesa el mismo trayecto que los presos de Ushuaia realizaban hace 100 años para abastecer de leña al pueblo y a la cárcel.
El paseo comienza en la Estación del Ferrocarril Austral Fueguino, ubicada a 8 kilómetros al oeste de Ushuaia, y termina en los límites del Parque Nacional Tierra del Fuego.
Desde la ventana del vagón el paisaje desfila junto a las vías del tren: lengas y ñires, los restos de un viejo puente, el  río Pipo y la Estación “La Macarena”.
En este último lugar, podés descender del tren y caminar hasta un punto panorámico, o subir una serie de escaleras que te llevarán a una hermosa cascada llamada La Macarena. De vuelta en el vagón, nada mejor que degustar un chocolate caliente o un café, mientras escuchás la historia del antiguo tren de los presos en una audioguía.
El recorrido culmina en los lindes del Parque y allí podés elegir entre regresar en el tren hasta la Estación del Fin del Mundo o seguir a pie por el camino que conduce a la reserva.

Para más información sobre el Parque Nacional TDF ingresar AQUI