La Merluza Negra (Dissostichus eleginoides) es una de las especies más apreciadas del mar argentino por su alto valor comercial; también conocido como bacalao o merluza de profundidad, Chilean Seabass, en el mercado angloparlante, y conocida en Japón como Okuchi.

La merluza negra es de coloración gris oscuro en el dorso y flancos, aclarándose en la zona ventral. Es muy longeva, llegando a vivir más de 50 años, pudiendo alcanzar una longitud de hasta 2,5 m y un peso de 200 kg.

Los paladares más exigentes distinguen a los platos de merluza negra destacando su carne firme y deliciosa. El alimentarse de calamares y otras especies de pescado potencia su sabor, además de ser rica en abundante Omega 3.

La mayor parte de la producción se exporta a Asia, Europa y Norteamérica por su alto valor comercial, pero al ser una especie autóctona de las frías aguas australes, una cuota de esa captura queda en Tierra del Fuego, por lo que se puede disfrutar en muchos de los restaurantes de excelencia en la Provincia.

Dato curioso
La captura es compleja ya que habita en aguas muy profundas que pueden llegar a alcanzar los 2500 m, habita en Patagonia y alrededor de islas subantárticas del Océano Austral.

Probá Merluza Negra en estos platos

Merluza negra con risotto teñido en tinta de calamar
Kuar

Realizá tus propias preparaciones con estas espectaculares recetas

Merluza Negra

La Merluza Negra es una de las especies más apreciadas del mar argentino por su alto valor comercial, la cual se puede disfrutar en muchos platos elaborados en restaurantes de excelencia en Tierra del Fuego.

La Merluza Negra (Dissostichus eleginoides) es una de las especies más apreciadas del mar argentino por su alto valor comercial; también conocido como bacalao o merluza de profundidad, Chilean Seabass, en el mercado angloparlante, y conocida en Japón como Okuchi.

La merluza negra es de coloración gris oscuro en el dorso y flancos, aclarándose en la zona ventral. Es muy longeva, llegando a vivir más de 50 años, pudiendo alcanzar una longitud de hasta 2,5 m y un peso de 200 kg.

Los paladares más exigentes distinguen a los platos de merluza negra destacando su carne firme y deliciosa. El alimentarse de calamares y otras especies de pescado potencia su sabor, además de ser rica en abundante Omega 3.

La mayor parte de la producción se exporta a Asia, Europa y Norteamérica por su alto valor comercial, pero al ser una especie autóctona de las frías aguas australes, una cuota de esa captura queda en Tierra del Fuego, por lo que se puede disfrutar en muchos de los restaurantes de excelencia en la Provincia.