Reserva Playa Larga

Reserva Playa Larga

Playa Larga, es una pequeña pero muy vistosa, reserva provincial ubicada en las costas del canal Beagle, próxima a la ciudad de Ushuaia. Resguarda sitios arqueológicos de alto valor cultural e histórico.

Cómo llegar

Se accede desde la ciudad de Ushuaia, a través de la ruta Provincial Nº 30, cuya traza constituye el límite norte de la Reserva.

¿Estás en Tierra del Fuego? Mira cómo llegar desde tu ubicación

directions_walk directions_car

Ubicación:

ubicada al este de la Ciudad de Ushuaia, sobre la costa del Canal Beagle. Comprende una franja costera que incluye el tercio oriental de la denominada Playa Chica y la totalidad de Playa Larga.

Valor de conservación:

El valor de conservación de la reserva está dado por la presencia de yacimientos arqueológicos descubiertos y por descubrirse,constituyendo el Patrimonio Cultural de la Provincia. Los sitios arqueológicos de la región son “concheros”, constituidos por la superposición de valvas de moluscos y materiales arqueológicos, apenas recubiertos en superficie por una delgada capa de vegetación. Se trata de yacimientos sumamente frágiles, expuestos a la destrucción por desconocimiento.

A esto hay que sumarle el alto valor paisajístico del área, que a modo de anfiteatro natural proporciona una imponente vista al Canal Beagle y a la ciudad de Ushuaia.

¿Qué servicios ofrece?

Además de apreciar los yacimientos, el área de la reserva tiene fogones que son estructuras en que está permitido hacer fuego (sólo cuando el índice de fuego es bajo o moderado). Muchos visitantes llegan para realizar caminatas y otras actividades de esparcimiento.

Descripción:

La reserva posee una superficie de 24 hectáreas y corresponde al faldeo sur de las Sierras de Sorondo, en el área cordillerana de Tierra del Fuego. Dichas laderas, que presentan pendientes discontinuas, fueron modeladas por la acción del glaciar que ocupó el Canal Beagle. En Playa Chica se observan cinco niveles de terrazas bien desarrolladas, que tuvieron por origen movimientos sismo-tectónicos de ascenso seguidos de períodos de calma de la corteza en los cuales se produjo la acumulación de sedimentos de playa (período Holoceno).

El clima es “templado-frío”, de tipo oceánico, con vientos predominantes del sudoeste.

En las laderas, desde su parte más alta hacia la costa puede observarse diferentes tipos de vegetación. El sector de bosque siempreverde, siendo la especie dominante el guindo (Nothofagus betuloides) asociado al canelo (Drymis winterii). Luego, cambia hacia un matorral arbustivo, donde dominan la mata negra (Chilliotrichum diffusum), el calafate (Berberis buxifolia), el michay (Berberis ilicifolia), el notro (Embothrium coccineum) con ejemplares aislados de maitén (Maytenus magellanica). Hacia la línea de costa encontramos una franja de vegetación herbácea, que presenta un importante deterioro por pastoreo y pisoteo.

Los vientos predominantes azotan la vegetación, y originan los característicos “árboles bandera” con sus ramas orientadas e inclinadas a sotavento.

Es posible observar numerosas aves costeras como las gaviotas (Larus dominicanus), cauquén costero (Chloephaga hybrida), ostrero del sur (Haematopus leucopodus), cormorán cuello negro (Phalacrocorax magellanicus), pato vapor común (Tachyeres pteneres) y remolinera patagónica (Cinclodes patagonicus). En el bosque podemos ver cotorra austral (Enicognatus ferrugineus), zorzal patagónico (Turdus  falcklandii),  chingolo (Zonotrichia  capensis),  rayadito (Aphrastura spinicauda), y fringilo patagónico (Phrygilus patagonicus).

Es muy frecuente que los carroñeros como el carancho (Caracara plancus) y el chimango (Milvago chimango) se acerquen a los campamentos tratando de aprovechar nuestros desechos, mientras el cóndor andino planea sobre nuestras cabezas.

Historia de creación:

Los indígenas que habitaron en el pasado las costas del canal Beagle, los Yámanas, eran canoeros adaptados a la explotación de recursos del mar cuya economía se basaba fundamentalmente en la caza de mamíferos marinos y en la recolección de recursos litorales. De acuerdo a los estudios realizados, la porción de costa comprendida entre la desembocadura del río Olivia y Remolino constituye el único sector conservado de la ocupación Yámana en Tierra del Fuego.

Con la llegada de los primeros pobladores de origen extranjero, el uso de los espacios que corresponden a la Reserva Playa Larga cambió, siendo utilizadas para pastoreo. Una de las estancias que las utilizan para este fin, es la Estancia Río Olivia, ubicada cerca de la desembocadura del Río Olivia.

La Reserva fue establecida por Ley Provincial Nº 384 en el año 1997, se crea en el marco de las prescripciones de la Ley Provincial Nº 272, con el objeto de proteger, conservar y preservar los yacimientos arqueológicos descubiertos y por descubrirse, ya que los mismos constituyen de por sí, el Patrimonio Cultural de la Provincia y por ende una fuente de información sobre los hábitos y costumbres de los grupos humanos que habitaron las costas del Canal Beagle. Dentro de la Reserva están delimitadas Zonas de Uso Restringido (destinadas a la investigación) y de Uso Controlado (investigación y visita pública).

Hasta la construcción de la ruta Provincial 30, el acceso a la actual reserva se realizaba a pie, presenta una alta afluencia de visitantes, mayormente pobladores de la ciudad de Ushuaia, que utilizan la zona con fines recreativos, principalmente en temporada estival.